martes, 22 de agosto de 2017

Microcuentos

I

Ella se mantenía altiva, como en todo el proceso.
Solo quedó perpleja cuando el juez leyó su sentencia:
- Señora... yo la amo!

II

"Seré lo que quieras por ti" dijo él.
"Me gustan las orquídeas" dijo ella.

Ahora ella riega su nuevo amor dos veces al día.

sábado, 8 de julio de 2017

Licantropía

Hoy tenemos luna llena en capricornio,
con la que retornamos a nuestras raíces,
y mi corazón, licántropo,
se muestra como es y
corre salvaje por el campo,
hasta detenerse en el bosque
desde donde aúlla sus emociones.

No sé qué luna hubo ayer ni en donde,
como tampoco se qué luna habrá mañana,
pero mi corazón, seguro,
se mostrará como es y
correrá salvaje las colinas,
hasta detenerse en el bosque
desde donde aullará sus emociones.

domingo, 4 de junio de 2017

Recuerdo de junio del 97

Hace poco mamá nos visitó para almorzar, y de salida me dijo "traje algo para vos", y me pasó un papel doblado. No me animé a mirarlo enseguida, pero apenas nos despedimos miré qué era ese papel.

Era la carta que acompañaba a mi regalo para papá, por el día del padre, de hace ya 20 años. Papá la tenía guardada, y mamá la encontró en el lento de proceso de limpieza y ordenamiento que hace de su pieza.

Papá nos enseñó que la vida está hecha de detalles, como escribir una carta, o como guardarla, pese al divague de su contenido, o de la debilidades de redacción a la cual ahora puedo hacer algunas sugerencias.

Será el segundo día del padre separados, pero sé que el está cerca... como siempre estuvo, más cerca de lo que pienso.




martes, 30 de mayo de 2017

Autoestima

Tengo un cuerpo escultural, y quien me diga lo contrario es, simplemente, un ignorante del arte.

Rompamos los estereotipos sobre cómo deben ser los cuerpos. Arriba la diversidad de los mismos.

Escultura de Morgante, integrante de la Corte de Cosme de Médici.
Imagen de internet.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Anuncio

los truenos anuncian la lluvia
que, venida del sur,
trae consigo el fresco

y sus manos anuncian las risas
que, desde la cuna,
traen consigo alegría

llegue la lluvia
y lleguen las risas,
acepto que ambas me empapen

martes, 16 de mayo de 2017

Recordar

Se lee en las páginas y diccionarios etimológicos que hay en internet, que la palabra "recordar" proviene del latín “recordare”, conformada por el prefijo “re” – “de nuevo” y “cordare” que proviene de “cordis” – “corazón”, que es donde antiguamente se pensaba que yacían las facultades de la memoria.

Recordar significa mucho más que tener a alguien presente en la memoria.
Significa "pasar de nuevo por el corazón".

Entenderán que, siendo mi sangre misma, dejar de recordarlo es dejar de vivir.

jueves, 11 de mayo de 2017

Perseverancia


Reloj

y de repente,
en una de esas vueltas salvajes,
el reloj cayó y
se aflojó la manecilla de los minutos,
que quedó sin fuerzas
para subir la cuesta del 8 al 9

para goce mutuo,
no pudo llegar la hora pactada de adiós,
y el viaje siguió
ignorando que sol ya quemaba afuera,
hasta quedar sin fuerzas
y sin subir la cuesta del 8 al 9

sábado, 15 de abril de 2017

Exultet

"Sabemos ya lo que anuncia esta columna de fuego,
ardiendo en llama viva para gloria de Dios.
Y aunque distribuye su luz,
no mengua al repartirla,
porque se alimenta de cera fundida,
que elaboró la abeja fecunda
para hacer esta lámpara preciosa."

Sacro o mundano,
da igual,
en cada ritual
aún busco tu mano.

miércoles, 12 de abril de 2017

Abrir y cerrar...

Mis ojos se fijaron en sus ojos
joyas de verde jade
o reflejos del mar,
puentes mágicos al cosmos.

Y sus ojos traían otros ojos
negros como frutos
del nativo yvapuru,
alimento y poha de mi alma.

Y me ha dado otros ojos más
claros como el cielo
e infinitos como ciertas noches,
ojos, ojitos... ojos de cielo.

El tiempo vuela
y aún sorprende que este amor,
como llegó, crece,
con cada abrir y cerrar de ojos.

jueves, 6 de abril de 2017

Alegría

Ella vino

como el viento
que barre la tierra,

como la lluvia
que la moja

y hasta como un
brote de la misma,

una hoja, una flor,
pequeña pero fuerte...

Ella vino,
y la alegría se puso al cuadrado.

Aregua


martes, 3 de enero de 2017

Crecimiento y espera

Supimos que bebe’i,
a las cuatro semanas,
tenía el tamaño de una semillita de amapola.
A las 5 semanas era como una pequeña semillita de sésamo,
a las 6 como una lenteja
a las 7 como un garbanzo
a las 8 como un frijol mágico
a las 9 como una uva y
a las 10 semanas como una aceituna…

El crecimiento continuó,
sin pausas pero sin prisas,
bendecido con el beso de la madre naturaleza.
Y a las 11 semanas el tamaño de bebe’i  era como el de un higo,
a las 12 como el de un limón verde
a las 13 como una vaina de arvejas
a las 14 como un limón, pero amarillo,
a las 15 como una manzana y
a las 16 semanas como un aguacate…

Y el crecimiento continuó…
Y con ella las comparaciones
para darnos una idea de cómo crecía en su mundo
y que entendamos su cada vez mayor falta de espacio adentro.
Su tamaño fue en aumento,
semana a semana de nuevo:
como  locote, tomate grande, banana,
zanahoria, pepino, mango rosa, berenjena,
piña y ahora meloncito de verano paraguayo…

Recitarán en vano otras teorías:
Es por esas comparaciones,
y por la ansiedad que genera la espera,
que  nos queremos “comer”  a los bebés.

Emma, prepárate para la intensidad de tu mami.